sábado, 26 de enero de 2013

Un grupito molón de esos que gastamos por Zaragoza.



Siempre que voy a Zaragoza me llevo de vuelta Barcelona algo bueno. Esta vez, el descubrimiento de Sick Brains (Made in Las Fuentes, 1990… ¡ahí es nada!).

sábado, 12 de enero de 2013

Y ahora… ¡a por los ahorradores! ¡Banzaaaai!



El Banco de España ha dado orden de bajar los tipos de interés de los Depósitos a todas las entidades financieras nacionales a partir de 2013 (limitándolos a un máximo del 1,75 % TAE, cuando anteriormente estaban ofertando hasta el 4,5 % TAE). Se está especulando mucho acerca del porqué de esta orden, y lo que todos los expertos subrayan es que el ahorrador español será el gran perdedor. Para que nos hagamos una idea, el ahorrador español puede ser desde el jubilado que guarda con recelo los ahorros de toda su vida, hasta el joven que quiere comprar una casa y está esperando a que el mercado inmobiliario beba las aguas del comercio justo. Así que las recomendaciones de Bruselas al Banco de España ahora también afectarán a estas personas que aún no habían sido arrastrada por la vorágine de la crisis.

Pues bien, con esta nueva imposición, se acabó lo de contratar Depósitos rentables que contrarresten la inflación anual. ¿Te suena a chino? Pues verás, si en 2013 se te ocurriera contratar un Depósito a 1 año, del 1,75 % TAE (1,3 % real, si le quitamos impuestos) y la inflación anual es del 3 %; cuando retires tu dinero valdrá menos (o tu dinero comprará menos, vaya). Algo que no es nada atractivo para las personas que lo que buscan es conservar su dinero para más adelante.

¿Qué se vaticina de todo esto? Que los ahorradores, viendo que los Depósitos ya no rentan, irán en busca de nuevos productos financieros. Y es aquí donde la cosa se enturbia, porque los ahorradores se van a ver empujados a meter su dinero en Fondos de inversión, es decir, que su dinero juegue en bolsa y pase a ser capital activo y no pasivo. O, para que te hagas una idea más clara, pasarán de contratar el Depósito "Cristiano Ronaldo" a contratar el Fondo "BNP Paribas L1 Equity Europe Growth I Cap" (¡tela!).

Otra cosa de la que se está hablando es de por qué se quiere penalizar a los bancos españoles que usen "sobretipos" en sus Depósitos. Fácil y comprensible, muchos de los bancos españoles que estaban ofreciendo Depósitos con un tipo elevado, eran bancos que habían sido rescatados. -Ok, ok, se entiende que los quieran meter en cintura.- Como también se puede entender que, si obligas a los bancos rescatados a competir con Depósitos del 1,75 % TAE, los estás condenando a una quiebra casi segura. Así que el Banco de España toma la decisión de meter "hachazo" a todas las financieras españolas, sin hacer distinción entre banco bueno y banco malo. -Ok, ok, también se puede entender.- Pero, oye, lo que no se puede entender es que dejen el terreno allanado y libre de competencia a la banca extranjera que opera en España (véase ING de Holanda o BES de Portugal). Compañías que han estado a la cabeza de los Depósitos más rentables durante todo 2012, y que este mes están ofertando hasta un 4,6 % en Depósitos a 1 año. Pero tampoco seamos amarillistas. Hay que decir que se prevé que en febrero estos bancos también adecuen sus tipos a los de los bancos españoles, siempre posicionándose un pico por delante de la oferta española. Así que esta decisión de obligar a bajar los tipos sigue siendo (con permiso y en mi opinión) una cagada absoluta. Y, estoy segura, ayudará a que gran parte del dinero español se fuge al extranjero.

Así que, se mire por donde se mire, el ahorrador español pierde, pues sus opciones se han complicado:

- Contratando un famélico Depósito que, ni de coña, contrarrestará la inflación.
- Creando una Cartera de inversión, con la incertidumbre constante de jugar en bolsa y la posibilidad real de perder dinero.
- O, ante la idea de una mala inversión, comprando ladrillo de ése que sigue siendo tóxico.

Bonito, ¿no? Pues aún hay más. Se habla de que esta medida se ha tomado para reactivar la bolsa española (pues se conseguirá que el dinero pasivo pase a ser activo). Por ende, servirá de reclamo a inversores extranjeros. Yo no digo que la jugadica les vaya a salir mal. Seguramente, subirá el IBEX 35 y atraerán el capital extranjero. Pero ¡joder! es que para conseguirlo van a echar al ruedo a muchos españoles sin experiencia ni conocimientos en finanzas, poniendo en peligro su dinero. Y, señores, todo esto sucede porque ya no somos dueños de nuestra política monetaria y, a fecha de hoy, estamos a mercé de lo que digan allá por Bruselas, que viene a ser algo así como: ¡Banzaaaai!