martes, 2 de septiembre de 2008

Y LLEGARÁ EL DÍA…


Recuerdo lo que ahora sólo pueden ser recuerdos: abrochar mis maripís, comprar flashes "de 25", subir a las ramas de la higuera, las pirolas con mi hermano o arrancar raices de regaliz.

2 comentarios:

RAÚL dijo...

pero ese día llegará cuando ya estemos en una galaxia muy muy lejana, no? de momento, caminemos.
anyway. qué demonios son las "pirolas"? (me gustan esos recuerdos-homínidos)

edhigy dijo...

Quiero pensar que sí, Raúl. Pero son espacios en el tiempo que se cierran y ya no vuelven, quizás por eso nos marcan tanto.


Hacer pirola es lo mismo que hacer peyas.