miércoles, 7 de enero de 2009

SÓLO SE VIVE UNA VEZ



2 comentarios:

RAÚL dijo...

y con laureles de plata...
that's the way!!

edhigy dijo...

Esa corona de laureles era tremenda. Te puedo asegurar que desprendía una energía especial... Lástima que ya tuvieran dueña.