miércoles, 18 de noviembre de 2009

SWEET MAXIMILIAN



Adornado lo bello, será el rutilante terciopelo el que deslumbrará tus ojos. Imposible distinguir las curvas cuando kilos de oropel engalanan su cuerpo. Es ahora. Es ahora cuando se manifiestan aromas deliciosos, cálidas texturas y el ritmo de sus latidos. Aceites, minerales, sedas, cromados, una fragancia y mil caricias: aderezo perfecto para un festín de media noche.

Dime, ¿no tienes hambre?    

10 comentarios:

raúl dijo...

como diría chávez, el presidente: tú lo que quieres que te coma el tigre, que te coma el tigre!! finísimo oropel el de hoy. SOBRESALIENTE.

Enric Pérez dijo...

¡Con tanto oropel costará un montón llegar al festín!

Möbius el Crononauta dijo...

Bueno, algo de gusa me ha entrao...

edhigy dijo...

Lo escribí hace tiempo. Y ahora que ya no escribo tanto, he pensado que estaría bien ir reciclando material.

x;D

el caiman de legutiano dijo...

Muy bien escrito, y muy buenas las fotos, de quién son?

edhigy dijo...

¿La foto?... ni idea, la descargué hace más de un año. Pero si estás muy interesado te lo puedo buscar.

Bienvenido.

Lobo de Bar dijo...

Bonitas piernas, decoradas en plan navideño...

edhigy dijo...

Sí, preciosas. Y sugerentes.

Elena dijo...

ya decia yo que esto me sonaba...

edhigy dijo...

Pues espera, tengo carrete para ratoooo...