miércoles, 25 de septiembre de 2013

ESAS CANCIONES QUE TE TRANSPORTAN.



Es algo mágico lo que consigue la música. La capacidad innata que tiene para que vomites recuerdos. Imágenes de toda clase y alcurnia.

Escuchando esta canción me transporto de una solemne patada a la terraza del Bar Ensayo de la calle San Vicente Mártir de Zaragoza. Allí estoy, mirando su fachada en blanco y negro y su gigantesco cristal tintado circular; sin duda, icono de la cocktelería. Mi madre está tomando una cerveza en la terraza con los amigos, y mi hermano y yo correteamos por la calle con un helado que hemos comprado unos puestos más abajo. Son las 22.00 h y desde la calle se oyen, uno tras otro, éxitos de los 80.

Qué recuerdos tan maravillosos.