domingo, 7 de diciembre de 2008

CHOCOLATE LANVIN



El Viernes por la noche emitieron en La 2 el documental Dalimatógrafo. Fantástico Dalí. Además de hablar de su vida y su obra alrededor del mundo del cine, destacaron la picardía del artista al vender su imagen para anuncios comerciales de la época y así autopromocionarse.

Que sea este anuncio de Chocolate Lanvin el que aparezca como ejemplo de lo que hacía el histriónico Salvador. Porque aunque tiene un contundente comienzo (que a más de uno/a le haría saltar del sofá), suene el ruidillo ese asqueroso que hace al morder y masticar la tableta, y el rótulo final que le caiga en el medio de la cara... ¡Me encanta! Adoro su imperfección y espontaneidad.

7 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Genial

edhigy dijo...

Ya te digo!!

RAÚL dijo...

como una puñetera cabra...
bendita cabra!!

Isabel dijo...

El movimiento de bigotuz no tiene precio.

edhigy dijo...

Le he dado al Play como 30 veces. Ahí queda eso.

S.Parra dijo...

Qué grande Dalí, no importaba en qué materia artística se sumergiera siempre le daba su toque innovador y genial!!

edhigy dijo...

Ya hacía días S. Parra... Vuelva a ser usted bienvenido.